Academia de salsa en Malaga

Clases de salsa en Malaga para aprender a bailar con Antonio.
Escuela de salsa en Malaga

En la mayoría de las academias de salsa en las que he estado, no había vestuarios en las instalaciones.

Para bailar salsa o bachata en clase, no hace falta que uses una ropa ni un calzado especial.

Hay zapatos especiales para bailar, eso es cierto, con suelas deslizantes y de tejidos flexibles, que te harán más agradable el baile, pero ni son fundamentales ni hace falta tenerlos para aprender a bailar.

De ahí que los vestuarios no sean necesarios en las academias de salsa.

De todas maneras, en algunos sitios vendrían bien, sobre todo porque hay algunas personas muy peculiares que tienen la costumbre de cambiarse toda su ropa al terminar las clases y que no les importa quedarse completamente desnuda en un lugar visible al público.

Hay gente a la que le gusta y la parece bien que otros estén desnudos, pero hay a quien no.

Son ambas, posiciones muy respetables.

Aunque claro, tampoco se va a instalar un vestuario para una sola persona por el hecho de que sea exhibicionista.

Lo que yo te recomiendo si una noche te encuentras por los pasillos o por los rincones la academia a una compañera totalmente desnuda, es que te des la vuelta y le expliques con educación que tenga cuidado y que hay unas cositas opacas llamadas biombos a su disposición, y sobre todo, que tenga cuidado con los hombres, que esos sí que son peligrosos en semejantes momentos.

Aparte de eso, no debes darle mayor importancia, porque si la compañera nota que es el centro de atención, se crecerá y cualquier día vendrá a bailar a clase completamente desnuda, y mira, yo ahí sí que no puedo hacer nada, porque no existen normas que impidan a la gente ir sin ropa por ahí y lo mismo la chica es abogada e incluso lo sabe. Imagino que no querréis que suba la policía, paren la clase, discutan con la compañera y al final para nada.

A mí marrones, no.

Autor: Vanesa.